La transformación de cárceles en museos

historia-fueguina-3

Hoy compartimos un artículo escrito por Blanca Flor Herrero Morán. Se trata de un texto muy completo en el que la autora se adentra en el fantástico mundo de las prisiones pero, en esta ocasión, resaltando su valía como edificios: De cárcel a museo: la cárcel real de Zamora.

En una de nuestras entradas anteriores El Porqué de la arquitectura penitenciaria https://cecrimap.wordpress.com/2016/06/28/el-porque-de-la-arquitectura-penitenciaria/ ya hicimos alusión a las condiciones físicas de los establecimientos penitenciarios en el pasado y su evolución en el presente, tarea encomendada a la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios S.A. (SIEP). La entrada que hoy presentamos es complementaria a la anterior pues refleja, no tanto cómo fueron las prisiones tiempo atrás o cómo son en el presente, sino qué ocurre con aquellas cárceles que, por diferentes motivos, han ido cerrando sus puertas.

Más concretamente, Blanca Flor Herrero ha centrado su investigación en el más de medio centenar de prisiones rehabilitadas en museos, a lo largo de todo el territorio nacional y, en particular, en la cárcel real de Zamora. Consideramos que este artículo puede ser interesante, no solo para los aficionados de la historia penitenciaria, sino también para los amantes, en general, del mundo penitenciario, pues recoge entre sus páginas una exhaustiva relación de prisiones que ya han sido transformadas o sobre las que hay un proyecto de rehabilitación en museo.

Para finalizar, además de recomendaros la lectura completa del artículo adjuntado, dado que se acerca el verano y con él los viajes, os invitamos a que suméis una actividad cultural más a vuestras vacaciones, haciendo una visita a alguno de estos magníficos lugares que ha recopilado Blanca Flor Herrero y que se encuentra entre las páginas 267 y 274 del número 259 de la Revista Estudios Penitenciarios de 2016. A todos los afortunados os deseamos unas felices vacaciones.

De cárcel a museo, la cárcel real de Zamora

 

ENTREVISTA A PROFESIONALES DEL PROGRAMA MATRIX PENITENCIARIO

Hace unos meses publicamos en nuestro Blog el trabajo realizado desde el C.P. Murcia, en lo que a la implantación del Programa Matrix Penitenciario se refiere. Hoy os dejamos, en el documento adjunto, la entrevista realizada a algunos de los profesionales que han participado en dicho proyecto pionero a nivel nacional.

Hemos centrado esta entrevista desde un punto de vista multidisciplinar, tal y como lo hace el propio Programa Matrix, por lo que os dejamos las preguntas que hemos realizado desde el punto de vista médico, psicológico y de trabajo social, a quienes han implantado este programa en el C.P. Murcia.coloquio.gif

Entrevista Programa Matrix Penitenciario

La oposición de Jurista de Instituciones Penitenciarias

leyes

Hoy queremos compartir un completo artículo escrito por Paloma Ucelay, compañera del cuerpo, y publicado en su interesante blog juristadeprisiones.com. De la mano de Paloma, averiguaremos las especificaciones de la oposición a esta especialidad del Cuerpo Superior de Técnicos de II.PP.

El artículo trae a colación, en primer lugar, aspectos relacionados con las plazas ofertadas en las distintas convocatorias y los destinos propuestos por la SGIIPP. A continuación, refiere indicaciones propias de la preparación: temario, horas y tiempo total de preparación. Finaliza haciendo un repaso por cada uno de los ejercicios que componen la oposición y una breve opinión de la autora sobre la idoneidad y características del puesto de Jurista en II.PP.

Este artículo es complementario a la entrada publicada con anterioridad en nuestro blog que recibe el nombre “Entrevista a una opositora con éxito”, cuyo enlace es https://cecrimap.wordpress.com/2016/06/07/entrevista-a-una-opositora-con-exito/ donde os contamos, de primera mano, el éxito y la satisfacción que puede derivar del estudio intensivo que estáis realizando.

Gracias, Paloma Ucelay, por este artículo.

http://juristadeprisiones.com/la-oposicion-jurista-instituciones-penitenciarias/#more-1220

 

El técnico criminólogo en la Institución Penitenciaria

criminolog_a_1En Cecrimap queremos comenzar el año actualizando propósitos y abriendo fronteras en el mundo penitenciario. Con este fin compartimos el siguiente artículo de Manuel Fanega dedicado a la figura del técnico criminólogo en la Institución Penitenciaria en el que recoge su recorrido histórico en la administración y reflexiona sobre la necesidad actual de dicho puesto.

http://cj-worldnews.com/spain/index.php/es/derecho-31/derecho-penit/item/2995-criminologo-tecnico

 

La evolución de las penas a través de la lectura de Don Quijote

quijote-desgraciados-web

A partir del siglo XVI, momento en que nace la prisión como pena privativa de libertad, tendrían cabida otros tipos de pena que andaban muy de la mano de las necesidades económico-políticas de cada momento. Una de las penas más conocidas fue la pena de galeras, ordenada con la Pragmática de Carlos I (1530) como sustituta de las penas corporales y el destierro. La pena de galeras estaría vigente hasta 1803 cuando las nuevas artes marítimas hicieron innecesario el esfuerzo de los remeros por haber aparecido la máquina de carbón. Bajo el prisma utilitarista del momento, el trabajo en las minas se convirtió en la pena más impuesta hasta que, en la segunda mitad del siglo XVIII, tuvo lugar la aparición de las revoluciones liberales.

A partir de las revoluciones liberales en Europa y América, a través de la idea de ciencia y progreso, autores como Montesquieu, Rousseau, Beccaria, Howard y Bentham impulsaron la evolución del derecho penal dando lugar a lo que hoy conocemos como el Estado de Derecho.

Con el fin de que podáis conocer parte del sistema penal que antecedió al actual, os dejamos el Capítulo XXII de la Parte I de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. De su lectura podréis apreciar el contraste entre la imposición y ejecución de penas del siglo XVI-XVII y nuestro sistema actual. Desde la apropiación del conflicto a manos del Rey hasta la separación de poderes, en concreto el judicial, reflejada hoy en el Título VI de la Constitución Española; pasando por la evolución de las garantías procesales y jurisdiccionales; hasta incluso la observancia de principios humanitarios y de legalidad. Producto de esta evolución, plasmada en este capítulo por Miguel de Cervantes Saavedra, disponemos hoy de un Estado de Derecho garantizado en el Título Preliminar, artículo 9, de nuestra Constitución en el que se “garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos”.

Esperamos disfrutéis de la lectura, con tintes penales, de uno de los grandes clásicos de la literatura española y universal.

http://cvc.cervantes.es/literatura/clasicos/quijote/edicion/parte1/cap22/default.htm

Programa Matrix Penitenciario: intervención con drogodependientes en situación de internamiento

0008194581.jpgOs dejamos, para vuestro conocimiento, un programa pionero a nivel europeo en materia de drogodependencias desarrollado en el Centro Penitenciario de Murcia I (Sangonera).

De origen estadounidense, el Programa Matrix ha sido adaptado a población penitenciaria en el Centro Penitenciario de Murcia I dando lugar al Programa Matrix Penitenciario (PMP) de deshabituación de drogodependientes en situación de internamiento.

Un programa insertado en el paradigma biopsicosocial, e inspirado, teóricamente, en el modelo neurobiológico de las adicciones. Se trata de un sistema de tratamiento ambulatorio basado en teorías cognitivo-conductuales, técnicas de prevención de recaídas, principios de la entrevista motivacional, apoyo social y psicoeducación paralela, tanto en el paciente como en la familia.

Disfrutad de este novedoso programa que se encuentra aplicándose en la actualidad en nuestros centros penitenciarios.

Programa MATRIX

El porqué de la arquitectura penitenciaria

La historia de los establecimientos penitenciarios viene de la mano de la propia historia de la prisión como pena privativa de libertad. Con anterioridad al siglo XVI, momento en que tendría lugar el surgimiento de prisión como pena, los locales más emblemáticos destinados a la retención de personas habían sido: el ergástulum utilizado por el derecho romano, las cárceres de la Edad Media bajo el poder del derecho canónico y las Cárceles de Estado destinadas a la retención de enemigos del poder real o señorial.

Podríamos situar el siglo XVIII como el momento a partir del cual comenzaría a prestarse atención a las condiciones físicas de los establecimientos penitenciarios. En este contexto, sería John Howard quien, a través de su obra El estado de las prisiones (1777), destacaría la importancia de centrar la atención en las condiciones de vida y arquitectónicas de los lugares de reclusión.  A partir de aquí, la construcción de prisiones comenzó a cobrar interés, diseñándose distintos tipos de construcciones tales como el conocido Panóptico de Jeremy Bentham.

No obstante, no sería hasta el siglo XX cuando esta temática se reflejaría en el Derecho Positivo. El momento cumbre sería en 1955 cuando las Naciones Unidas publicarían las Reglas mínimas para el Tratamiento de los Reclusos donde se destina toda una sección “Alojamiento” (Reglas de la 12 a la 17) a describir las condiciones mínimas que han de cumplir los establecimientos penitenciarios. Estas reglas supusieron un impulso para que los diferentes Estados comenzasen a desarrollar estas condiciones en su normativa interna.

En nuestro país va a ser en 1978, a través de la Comisión Investigadora del Congreso, la primera vez que se ponga de manifiesto la importancia de las construcciones de las prisiones para que, tan solo, un año después, la Ley Orgánica General Penitenciaria (LOGP), tomando como referencia las Reglas Mínimas, incorporase esta preocupación en su Título Primero “De los establecimientos y medios materiales”. En ella, los primeros artículos se destinarían a describir los diferentes tipos de establecimientos (artículos del 7 al 11) y su ubicación (artículo 12); mientras que en el artículo 13 se presenta el mínimum de los servicios que han de contener estos, otorgando a la Administración penitenciaria la competencia de tal dotación (artículo 14).

 El vídeo adjunto se centra en la reciente construcción de un establecimiento penitenciario tipo o polivalente, la tendencia actual de la SGIIPP. Este tipo de centros se regulan por primera vez en el Preámbulo del Reglamento Penitenciario de 1996 (RP) justificando su aparición, por un lado, en el aumento de la criminalidad desde la publicación de LOGP; de otro, en la reducción de los costes que conlleva; y por último, también consiguen disminuir la resistencia ciudadana respecto a la construcción de nuevos centros penitenciarios en sus pueblos o ciudades, al albergar un elevado número de internos en una única construcción.

Como síntesis de todo lo anterior, os dejamos este vídeo tomado de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios S.A. (SIEP), en el que se muestra el reflejo en la práctica de la aplicación de todos estos preceptos normativos, a través de uno de los centros tipos más modernos de nuestra institución: el Centro Penitenciario Murcia II ubicado en la población Campos del Río.